Saltar al contenido

Echeveria

¿Es un cactus? ¿Es una crasa? ¿Es una suculenta?, si tienes dudas y preguntas acerca de la flor echeveria, estás en el sitio adecuado. ¡Quédate y descubre cómo cuidar a tu echeveria planta!

echeveria Planta suculenta

¿Qué es y para qué sirve la planta Echeveria?

Una planta rara, exótica, llamativa y con carácter, independientemente de su especie, también conocida como rosa de alabastro. Una planta apta para nulos en flores, ya que es de fácil cuidado y mantenimiento.

Muy conocida en todo el mundo, nativa de las montañas de México, aunque algunas especies provienen y se reproducen en zonas del suroeste de Estados Unidos, Centro América y el norte de Sudamérica.

Siempre han sido muy buscadas, años atrás y en la actualidad, estando de moda utilizarlas como planta ornamental y planta de decoración, tanto en decoraciones de interior como de exterior. Su elegante forma las hace muy llamativas y características.

¿Qué tipo de planta es Echeveria?

La echeveria es un género de plantas crasas, y que forman parte de la familia de las suculentas o también crassulaceae. Son plantas herbáceas, perennes, por lo que durante todo el año estarán verdes.

El uso de estas plantas en jardines botánicos y jardines de exterior e interior es muy popular, tiene una gran capacidad para crecer entre las rocas y en espacios pequeños.

Suculenta Echeveria

Especies más Comunes

Echeveria
Elegans

Suculenta Echeveria elegans

Es una de las plantas crasas más comunes y más bonitas del mundo, de fácil cuidado y apta para principiantes. Caracterizada por su color azulado pálido verdoso, incluso rosado, con aristas blanquecinas.

Echeveria Runyonii

Suculenta echeveria runyonii

Esta suculenta rara, peculiar y distinta ha ganado una gran fama, entre los amantes y coleccionistas de plantas, debido a la forma tan peculiar en la que se disponen sus hojas.

Echeveria Agavoides

La flor echeveria agavoides es popularmente conocida por su atractiva apariencia, es todo un espectáculo, tanto que cuesta diferenciarla de una planta artificial.

5 Características de la Suculenta Echeveria

  • Se caracterizan por su gran capacidad para almacenar agua y nutrientes, por eso sus hojas son planas y carnosas, con volumen. Algunas pueden estar cubiertas por vellosidades blanquecinas.
  • Su crecimiento es en forma de roseta de aproximadamente 8 cm de diámetro, parecida a una alcachofa. También conocidas y nombradas como rosa verde.
  • Son apropiadas para estar en maceta o en jardines y muy aconsejables en jardines costero y grandes ciudades, por su alta tolerancia a la contaminación.
  • Su floración va desde finales de invierno a finales de primavera, produciendo ramilletes de flores rojas, amarillas y naranjas de tallo delgado y largo, pudiendo alcanzar los 30cm de largo.
  • Su tamaño puede variar desde unos pocos centímetros de alto hasta tres o cuatro pies, con tallos resistentes y leñosos. Encontrarás echeverias pequeñas, medianas y grandes.

Los 7 Tipos de Echeveria más conocidas

Conocida como rosa de alabastro, echeverio y echeveria con la existencia de más de 396 especies. Hemos hecho una selección de las más conocidas y populares, además de sus características para que sepas diferenciarlas.

Echeveria Agavoides

Agavoides significa en forma de agave, caracterizada por sus hojas triangulares verdes, en ocasiones con puntas rojizas, la variación del color rojo se debe a que está recibiendo la suficiente iluminación.

Echeveria Agavoides

Echeveria Lilacina

También conocida por ghost echeveria, sus hojas son de color gris plateado casi pálido, de aquí su nombre de echeveria fantasma, en forma de cuchara, acabadas en punta y carnosas como buena suculenta.

Echeveria lilacina

Echeveria Pulvinata

Como la mayoría de crasas sus hojas son carnosas, de color verde intenso con tonos grisáceos y contornos rojizos. Caracterizadas por sus hojas cubiertas de pelillos blanquecinos que al tacto parece terciopelo.

Echeveria pulvinata

Echeveria Laui

Caracterizada por sus hojas redondeadas, pareciéndose mucho a lilacina, de tonalidad pálida cubiertas por una pruna protectora que le confiere un aspecto azul grisáceo, casi blanco.

Echeveria Laui

Echeveria Setosa

También conocida por echeveria pilosa, haciéndola muy atractiva por sus hojas cubiertas de cerdas blanquecinas. Destaca por sus hojas verdes, azuladas ligeramente curvada hacia arriba y terminadas en punta.

Echeveria setosa

Echeveria Pulidonis

Con hojas alargadas y curvadas, en forma de cuchara de terminación puntiaguda. Sus hojas se disponen sobre un eje carnoso central de un bonito color verde azulado suave y bordes rojos.

Echeveria pulidonis

Echeveria Imbricata

La más antigua y conocida, también conocida por echeveria blue rose, de hojas ovales, densas y grandes de un suave azul verdoso, adornadas con un característico tono rosa al ser expuestas al sol.

Echeveria imbricata

Echeveria Glauca

En México se la conoce como conchita o tememetla, es una echeveria rosada caracterizada por su roseta compacta, carnosa y glauca. Sus flores llegan a medir 31cm de largo y son rojizas o rosadas.

Echeveria glauca

Cuidados Echeveria

Muy resistente a sequías y plagas, además, se puede cultivar tanto en jardín como en maceta pero siempre en exterior, en interior no crece bien, al no ser que sea una habitación muy luminosa con luz natural.

Alta tolerancia a la contaminación y caracterizada por tener hojas carnosas que florecen a finales de invierno o finales de primavera, con flores acampanadas de color rosa, amarillo y naranja.

Tienen tendencia a sacar hijuelos, llamados estolones, que van saliendo alrededor de forma aleatoria, de modo que es muy fácil multiplicarla, por lo que se puede reproducir muy rápido.

Cómo Plantar una Echeveria

Puede estar tanto en maceta como en un jardín, en el caso de la maceta la tierra deberá ser cultivo universal mezclado con perlita, a partes iguales y con un buen drenaje.

Si la vas a tener en un jardín y la tierra está muy compacta, haz un agujero grande, mete algo que puedas rellenar con sustrato de cultivo universal y perlita a partes iguales, como si estuviera en una maceta.

Ubicación: ¿Interior o Exterior?

La echeveria es una crasa que debe de estar en el exterior. Aconsejable tenerla en semisombra, el sol directo en horas fuertes, podría quemar sus hojas, por otro lado, puede aguantar heladas de hasta -4 ºC.

Su gran adaptabilidad hace que tolere, perfectamente, el contraste térmico entre el calor sofocante del día y las heladas suaves de la noche, resistiendo heladas de hasta -4 grados.

En el interior no crecen bien por la falta de luz, pero si aún así decidieras tenerla en una habitación, deberá estar ubicada en un lugar acristalado en la que reciba mucha luz natural.

Riego

Son plantas muy resistentes a la sequía, así que, procura no regar en exceso, espera a que la tierra esté completamente seca, no les gusta tener exceso de humedad en sus raíces.

Para comprobar si la tierra está seca introduce un dedo en el interior, si está húmedo espera, si por el contrario está seco podrás regar moderadamente. Nunca las encharques y en invierno el riego será nulo o casi nulo.

Sustrato y Fertilizantes

Como buena planta crasa el sustrato deberá de ser suelto y aireado, mezclando sustrato universal con arena lavada, arenisca, perlita, entre otros, pero si quieres recurrir a algo más fácil hay sustratos para cactus y suculentas ya hechos.

Por otro lado, el tema del abono, a decir verdad necesitan poco abono, su mejor época para ello es desde la primavera hasta el otoño que es cuando lo necesitan. Para ello existen preparados para cactus, procura seguir sus instrucciones.

Trasplantar o Reproducir una planta echeveria

Si la vas a trasplantar a una maceta procura que esta sea 3 veces su tamaño, para evitar tenerla que volver a cambiar dentro de poco, la mejor época para ello es en primavera verano.

Para reproducirlas, se puede hacer de tres formas, por semillas, por esquejes de hojas o a partir de los hijos que la propia planta produce. Las semillas son las más difíciles.

Para multiplicarla por hijos, es tan fácil como extraer los que quieras y en dos semanas los tendrás. Si te decides por los esquejes, extrae una hoja de las filas del centro, deja secar la herida un par de días y luego déjala sobre una maceta tapando ligeramente por donde saldrán las raíces.

Poda de la echeveria

Estás de suerte porque la planta echeveria no necesita poda, tan solo requiere que elimines aquellas partes que se encuentren en mal estado, lo que viene siendo un mantenimiento.